Contratapa – Parterre (Joaquín Díaz)

parterre

Contratapa que escribí para el poemario Parterre de Joaquín Díaz que salió de la mano de Parientes editora.

Parterre palabra de origen francés, que según el diccionario, es un jardín o parte de él con césped y flores. Profundizando un poco más, un parterre, es un jardín diseñado simétricamente al nivel de la superficie del terreno en donde se puede encontrar sendas o paseos. ¿Por qué el autor ha nombrado así a su libro?, es muy simple, dado que nos propone un recorrido por las sendas de un jardín de versos que se van entrelazando a través de diferentes recursos, como ciertos tipos de climas e imágenes que nos alejan de la ciudad, invitándonos a tirarnos sobre el pasto y ser testigos en primera persona de los pensamientos de un poeta que dentro de otras cosas platea la mirada de que la poesía no es más que amor.

Gonzalo R. Vega

Conseguir el libro: Parientes editora

Reseña del libro de Kevin Jones en Yerba fanzine

Tratando de ver por el pico de la botella

(ars poética)

El gringo destripó un caballo
y se escondió dentro de él.
Por aquellos días los alemanes
no eran piadosos
me decía mi abuela.

Todo en el mundo se compone de moléculas
que vibran en un determinado tono.
Los más atrevidos dicen que en Mi,
otros en DO. Desde lo individual
a lo general, por ende, todo se mueve.

Existen distintas convenciones
para plasmar el movimiento.
Más allá de todas,
muchos se desvelan
entre el ruido de serruchos,
martillazos y un grabador al mango.

En este otoño caluroso,
destripo y me escondo dentro de las palabras.
La poesía por estos días no es piadosa.

 

Poema que forma parte de un conjunto con el cuál obtuve mención en la XI Bienal de Arte joven de la UNL en 2014. Además forma parte del Chochan fanzine N#1 La chohan facebook / La Chochan Blog

Saladero Cabal

(Blues de la Chevrolet blanca)

Existíamos. El sol jineteando
encima nuestro como un padrillo
como un caballo del diablo.
Por debajo la carretera a un ritmo
de 95 km/hr. Teníamos la garganta desenfrenada
e íbamos por todo.
Frondosos árboles a la vera de la ruta
danzaban rompiendo su eje vertical,
nos saludaban y seducían para que nos tiremos
a descansar bajo su sombra. Nunca lo hicimos,
la ambición lo es todo en verano.
A mi espalda las risas, la cumbia
y principalmente un descartable cortado
rebalzando el mejunje de vino, limón y azúcar.
El tiempo no se detenía.
El sol en un movimiento elíptico
buscaba descansar
trazando una horizontal hasta nosotros
señalando el final del recorrido.

 

Camalotes, mosquitos, y las melodías del río.
El camino tenía su fin para darle principio
a nuestras ceremonias
los sillones, el fuego, la parrilla, el sol de noche
nuestra hermandad en plena acción
a la espera del pique.

 

1

Poema publicado en el blog El Corán y el Termotanque en Abril del 2014.
También forma parte de un conjunto con el cuál obtuve mención en la
XI Bienal de Arte jovende la UNL en 2014.