Contratapa – Parterre (Joaquín Díaz)

parterre

Contratapa que escribí para el poemario Parterre de Joaquín Díaz que salió de la mano de Parientes editora.

Parterre palabra de origen francés, que según el diccionario, es un jardín o parte de él con césped y flores. Profundizando un poco más, un parterre, es un jardín diseñado simétricamente al nivel de la superficie del terreno en donde se puede encontrar sendas o paseos. ¿Por qué el autor ha nombrado así a su libro?, es muy simple, dado que nos propone un recorrido por las sendas de un jardín de versos que se van entrelazando a través de diferentes recursos, como ciertos tipos de climas e imágenes que nos alejan de la ciudad, invitándonos a tirarnos sobre el pasto y ser testigos en primera persona de los pensamientos de un poeta que dentro de otras cosas platea la mirada de que la poesía no es más que amor.

Gonzalo R. Vega

Conseguir el libro: Parientes editora

Reseña del libro de Kevin Jones en Yerba fanzine

Anuncios

Tratando de ver por el pico de la botella

(ars poética)

El gringo destripó un caballo
y se escondió dentro de él.
Por aquellos días los alemanes
no eran piadosos
me decía mi abuela.

Todo en el mundo se compone de moléculas
que vibran en un determinado tono.
Los más atrevidos dicen que en Mi,
otros en DO. Desde lo individual
a lo general, por ende, todo se mueve.

Existen distintas convenciones
para plasmar el movimiento.
Más allá de todas,
muchos se desvelan
entre el ruido de serruchos,
martillazos y un grabador al mango.

En este otoño caluroso,
destripo y me escondo dentro de las palabras.
La poesía por estos días no es piadosa.

 

Poema que forma parte de un conjunto con el cuál obtuve mención en la XI Bienal de Arte joven de la UNL en 2014. Además forma parte del Chochan fanzine N#1 La chohan facebook / La Chochan Blog

Saladero Cabal

(Blues de la Chevrolet blanca)

Existíamos. El sol jineteando
encima nuestro como un padrillo
como un caballo del diablo.
Por debajo la carretera a un ritmo
de 95 km/hr. Teníamos la garganta desenfrenada
e íbamos por todo.
Frondosos árboles a la vera de la ruta
danzaban rompiendo su eje vertical,
nos saludaban y seducían para que nos tiremos
a descansar bajo su sombra. Nunca lo hicimos,
la ambición lo es todo en verano.
A mi espalda las risas, la cumbia
y principalmente un descartable cortado
rebalzando el mejunje de vino, limón y azúcar.
El tiempo no se detenía.
El sol en un movimiento elíptico
buscaba descansar
trazando una horizontal hasta nosotros
señalando el final del recorrido.

 

Camalotes, mosquitos, y las melodías del río.
El camino tenía su fin para darle principio
a nuestras ceremonias
los sillones, el fuego, la parrilla, el sol de noche
nuestra hermandad en plena acción
a la espera del pique.

 

1

Poema publicado en el blog El Corán y el Termotanque en Abril del 2014.
También forma parte de un conjunto con el cuál obtuve mención en la
XI Bienal de Arte jovende la UNL en 2014.

 

HISTORIA DEL ROCK – Fernando Callero

lobo concordia

 

HISTORIA DEL ROCK

a Daniel Durand

Cuando era niño
un poco menos que ahora
mi madre me llevó a ver Rafaela Carrá
a la cancha del Club “el Lobo” Libertad
de Concordia.

Un rato antes, se peleaba
con papá dentro del auto

porque después de dar un rodeo
a la manzana del club vibrante
el viejo volvió a casa
obsesionado

con que estaba lleno de negros.

Ahí nomás presentó el Renault
en la entrada del garage
y fue justo antes de entrarlo
que empezaron a pelear.

Mi vieja dijo: “gurises,
salgan, vamos caminando,”
tiró el portazo y empezó a andar
por Bolivia, cuesta abajo,

mi hermano y yo detrás corriendo
cagados, pero contentos.
Mientras nos acercábamos
al “Lobo” por una calle oscura
temiendo
todo el tiempo
que mi viejo
nos siguiera
con el auto,
haciendo bardo,
el corazón me dio un vuelco
al escuchar los primeros compases
de ese gitazo que fue
Pedro, Pedro, Pedro, Pé.

Los envidiosos del barrio,
vale decir, casi todos
nosotros, los del Lezca, la nuevita y compadrona
“clase media”, toda hecha de pela gatos,
devenidos propietarios por beneficio del Banco
Hipotecario, decían que la mina no cantaba,
que hacía play back,
por malicia lo decían, aunque yo creo que también
por la leche de curtir esa palabrita nueva.

Otros con menos escrúpulos
se iban de boca diciendo
“ni siquiera la gurisa de las giras
debe ser la Rafaela”,

¡cualquiera!

Hicimos la cola y volando
nos metimos en el campo, yendo a ciegas
entre las filas de sillas, “¿dónde estarán
las nuestras?”

y el escenario… un incendio de luces
sobre el carré más volado que yo hubiera imaginado.

Los bailarines no sólo bailando
sino también construyendo puentes y escaleras
a la dama, saliéndole al paso
con maletas naranjadas que, sin siquiera titubear,
ella pisaba y se elevaba ¿todavía más?, como en el video
inexplicable de ella cantando y bailando sobre un ala
de un avión gigante de Alitalia.

Me acuerdo de haber pensado, cuando lo vi dormido
a mi hermano Fabricio, en la falda de mamá
“¡qué no va a ser Rafaela!,
otra ya se habría quebrado.”
————————————-

P.D. ¿Cómo no llevar clavada
para siempre en el costado
semejante lanza verbal
“He sabido que es peligroso
decir siempre la verdad”
más semejante Body colorado?

 

Fernando Callero

——————————————-

[Recuerdo de Concordia 2015]

LADO B (2010)

 

Jornada de arte multidisciplinar en Candace, espacio de la fundacion Centro. En el video Gonzalo Vega y Santiago Pontoni leyendo sus poemas ante el publico. Sabado 11 de Septiembre de 2010.

Lectura de Santiago Pontoni

 

Presentación del XXI Festival Internacional de Poesía de Rosario en Santa Fe. Un grupo de jóvenes poetas adelantaron fragmentos del libro preparado para la edición del festival, el 30:30, antología de 30 poetas argentinos menores de 30 años. Mesa de lectura y un breve homenaje al joven poeta entrerriano Ariel Delgado. El escritor Fernando Callero estrenó su gomería de poesía, taller de reparación del poema.

Lectura de Cristhian Monti

 

Cristhian Monti lee a Ariel Delgado.
Presentación del XXI Festival Internacional de Poesía de Rosario en Santa Fe. Un grupo de jóvenes poetas adelantaron fragmentos del libro preparado para la edición del festival, el 30:30, antología de 30 poetas argentinos menores de 30 años. Mesa de lectura y un breve homenaje al joven poeta entrerriano Ariel Delgado. El escritor Fernando Callero estrenó su gomería de poesía, taller de reparación del poema.